Helados en Cádiz

Historia

Nuestro abuelo, José Mira, nos contaba que en el año 46 salió de su pueblo Jijona (Alicante), situado en la cuna de maestros heladeros y turroneros, luego se establece en Cádiz, tierra de la cual quedó enamorado, después de realizar el servicio militar. Decidió ubicarse en un local situado en la calle Bendición de Dios, justo al lado de la conocida iglesia del Carmen, allí empezó a realizar su gran pasión que es la fabricación y elaboración de helados. Él era un hombre que amaba su trabajo, disfrutaba seleccionar las mejores materias primas, porque su gran ilusión era darle a sus clientes los mejores helados. Esa pasión se la traslado a sus hijos y nietos, actualmente Helados Mira sigue innovando con una imagen  renovada y acorde con estos tiempos y en continua formación para que nuestros clientes puedan seguir saboreando la tradición de generaciones de nuestra familia de heladeros artesanos, con la misma ilusión del primer día, sin olvidarnos nunca de las recetas magistrales de nuestro abuelo, José Mira un maestro heladero.
Helados Mira hombre en moto

Dónde estamos

Dirección: plaza Ingeniero La Cierva s/n
Esquina calle Muñoz Arenillas
11010 CÁDIZ (Cádiz)